Historias del transporte público

Toto (La Paz) / Nota #5

Ayer tomé un taxi para ir al trabajo, estaba algo apurado pero el taxista estaba más, con el rostro serio esquivaba autos sin desacelerar. Cuando llegamos al final de la avenida del poeta habían varios policías de tránsito (cosa inusual) que a gritos le pedían que baje la velocidad, y como es natural el taxista explotó.

Taxista emputado: Estos cojudos, cuando les escuece no más salen.

Yo hecho al Gil: Sino…

Taxista emputado: Nunca están esos mierdas ahí, qué les pasa.

Yo hecho al Gil: Debe ser por navidad, cuando está cerca siempre salen.

Taxista emputado: No sé qué hacen ahí, deberían estar en la costanera, ahí todo el tiempo hay accidentes, en cambio ahí.

Yo hecho al Gil: Si pues a fin de año son unos hambres.

Luego el taxista se calla, sigue conduciendo como tratando de escapar de su enojo. De pronto comienza conducir con una mano y a hablar por su celular. Yo en silencio agarrándome al asiento mientras inevitablemente escucho su conversación.

Taxista emputado: Hola… Hola… Hola… Donde estás… Donde estás… ¿Que estás haciendo ahí a esta hora?… Que qué está haciendo ahí a esta hora… No pues, como vas a hacer eso… Y ¿no vas a ir a trabajar?… Ayer tampoco has ido a trabajar… No pues vida, no está bien, está bien que compartas un rato pero no así… Ayer tampoco has ido a trabajar… Tienes que levantarte, creo que tenías que hacer exámenes… Ya levantate de una vez, tienes que trabajar… levantate… Carmen, escuchame, Carmen, hazlo por las chicas, amor… Ya levantate y andá a trabajar ya, no sé ni que haces en la casa de tu mamá… ya hablamos después pero levantate, ya.

El taxista cuelga el telefono, estamos subiendo la Landaeta a la altura del Instituto Americano.

Taxista emputado: Puta carajo, una pasarela deberían construir aquí, no se como no se les ha ocurrido construir una pasarela.

Yo hecho al Gil: Si no. Hace poco estaban refaccionando deberían haber pensado en una pasarela. A demás con tanto colegio, hay uno aquí, hay otro más arriba, peligroso es.

Taxista emputado: Son pues unos cojudos no se en qué piensan

Por fin llegamos a la Universidad me bajo del taxi– Que tenga un buen día – le digo.

Taxista muy amable: Buen día joven que le vaya bien.

Horas después, a medio día, para volver a casa tomo el teleférico, en mi cabina hay una señora y una chica joven que le da charla. La señora parece ser cristiana, de esas que son temerosas de dios y está dispuesta a hablarnos hasta que la cabina llegue a su parada.

Señora cristiana: Y así pues se ha muerto, han llegado en taxi a la puerta de su casa, ella ha dicho ya hemos llegado y se ha muerto, ataque cardiaco le ha dado. Pero los que más han llorado no han sido sus hijos han sido los viejitos. Todos los domingos se levantaba pues temprano a cocinar, yo debe trabajar, debe vender, pensaba; pero dice que cocinaba 100 platos para los viejitos todos los fines de semana. Por eso los viejitos lloraban, quién nos va a dar de comer ahora decian, después ellos querían el ataud pero no han podido.

Aaaay, una nunca sabe cuando se va a morir solo dios sabe y con tantas enfermedades nuevas.

Chica medio callada no más: Sí, ahora hay hartas enfermedades nuevas.

Señora cristiana: Tantas cosas terribles que pasan, pero todo está en la biblia, dice que hartas enfermedades van a haber. El otro día estaba bajando con un viejito, este es el infierno me ha dicho, no hay otro infierno, este donde estamos no más es. Que barbaridad. También he leído otro día en el periódico que un niño de cuatro años había inventado en internet, sus papás le habian dado una computadora y el había inventado el internet. Dios mio, las cosas que pasan, debe ser un genio ese niño he pensado.

Yo totalmente incrédulo: No creo, hasta donde yo sé el que ha inventado el internet es un Ingles y ya es mayor.

Señora cristiana: Ay una ya no sabe qué creer.

Yo totalmente incrédulo: Es que hay periódicos que por vender publican cualquier cosa.

Señora cristiana: Sí, pero la Biblia dice que los niños van a nacer hablando, pensamiento doble se llama.

Yo confundido: No creo que eso vaya a pasar.

Señora cristiana: Qué será no. Ay de este río dice que por la noches sale una novia, el viejito con el que estaba bajando la otra vez me ha contado. Me a dicho que a su hora sale una novia y que del agua sale una luz verde. Por eso a esa hora ya no trabaja el teleférico, hasta las 10 no más funciona por eso.

Yo interesado: Y por qué sale a esa hora la novia.

Chica medio tonta no más: Debe ser un alma en pena.

Señora cristiana: Es pues un alma en pena que dice que le han matado antes de que llegue al altar y que le han botado en el río, eso me ha contado el viejito que dice que antes trabajaba sacando arena del río. Con una luz verde sale, pero no hay que verla, porque dice que el que la ve enloquece, por eso el teleférico no trabaja por la noches hasta tarde, el otro día que he bajado por eso viendo a este otro lado no más he bajado.

Después el viejito me preguntado pues, ¿por qué el cementerio jardín es ahí? No sé le dicho. Porque antes ahí pues iban a enterrar a sus fetos las monjitas de claustro, por eso han hecho ahí el cementerio, no por que sea área verde, pero ahora los millonarios no más entierran ahí a sus muertos.

Por fin el teleférico llega a la estación, me despido, y bajo caminando hasta mi casa, pensando: Ya sé que voy a escribir mañana-

Anuncios

Acerca de sietecuidades

Siete cronistas para siete ciudades. Los lunes Federico desde Buenos Aires, Pablo desde Madrid los martes, desde Taipei los miércoles Iker, en movimiento trashumante desde la Ciudad Autónoma de Mis Zapatos Juliat cada jueves, Sergio desde Nueva York los viernes, desde Beijing llega los sábados Guille, y los domingos Daniela desde Cochabamba.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Historias del transporte público

  1. Daniela dijo:

    Yo me quedé con ganas de saber más del taxista y la mujer que le gusta reventarse…

  2. Hermes dijo:

    Este blog ya valió, se fue al traste…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s