Justo antes

Daniela (Cochabamba)

De haber sabido lo que ocurriría ese día, justo después de atravesar el portal de mi edificio, justo después de recorrer una cuadra exacta y toparme con la gran avenida, justo después de que el usual silbido de un albañil me despertara la rabia, justo después de cruzar el parque, de llegar al puente, de esperar la luz roja, de cruzar otra avenida, de subir las escaleras, sentarme en mi escritorio, encender la computadora, tomar un vaso de agua, responder el teléfono, mirar fotografías de viajes pasados, responder mensajes, escribir otros…Justo después de pensar de que en esta oficina uno se siente cómodo, sólo basta bajar las persianas…justo cuando escuché el sonido y sentí el humo que venía de la parte de abajo y los gritos de los compañeros de trabajo, la alarma, y yo pensando en que lo mejor sería que nos calmemos todos, pero justo después de eso el gran temblor y los cuadros cayendo al piso y el vaso de agua hecho mil pedacitos de cristales viajando directamente a los ojos de la secretaria que chilla espantada porque siente su sangre o la sangre del portero que justo en ese momento había entrado a la oficina avisando que había llegado una carta y cuando iba a entregársela al jefe éste cayó acalambrado… Justo antes del temblor y el humo y las risas de las voluntarias extranjeras que miran con ternura al perrito que ha traído el hijo de la contadora, justo antes de que el perrito mordiera a una de ellas arrancándole un pedazo de carne y huyera lejos del humo y el temblor y los gritos.
De haber sabido todo eso justo antes me habría mirado al espejo para retocarme el rouge.

Anuncios

Acerca de sietecuidades

Siete cronistas para siete ciudades. Los lunes Federico desde Buenos Aires, Pablo desde Madrid los martes, desde Taipei los miércoles Iker, en movimiento trashumante desde la Ciudad Autónoma de Mis Zapatos Juliat cada jueves, Sergio desde Nueva York los viernes, desde Beijing llega los sábados Guille, y los domingos Daniela desde Cochabamba.
Esta entrada fue publicada en Cochabamba. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Justo antes

  1. Nunca sabes cuando la vida va a necesitar que estés mejor maquillada…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s