Regular todo

Pablo (Madrid)

Hoy continúa el casting para entrar en Madrid Idol, el Factor X del ayuntamiento de Madrid Oh yeah!. El llamado “examen de idoneidad” a los músicos callejeros para permitir que sigan actuando en la calle. De todos los que se presenten sólo obtendrán el permiso 370, y no podrán actuar más de 2 horas seguidas, no podrán sobrepasar un límite de decibelios y no podrán tocar a la hora de la siesta, de 15 a 17 h., y sólo hasta las 22 h. de la noche, 23 h. en verano. Ah, sólo podrán tocar en aceras de 7 metros y tendrá que haber un espacio mínimo de separación de 75 metros en línea recta entre un músico y otro. Por supuesto, además de regular el tiempo, se regulará el espacio, ya que cada músico deberá acoplarse a la plaza que le asignen. Y nada de amplificadores u objetos de percusión, no vaya a ser que alguien sufra daños morales en sus oídos. Quienes no pasen el casting, no podrán tocar, y si tocan, multa.

Tras esta medida, los árboles del Retiro andan bastante agitados, pues temen que el ayuntamiento decida pasar un casting de crecimiento que asegure que sólo los árboles que cumplan las estrictas medidas para la expansión de ramas que se estipulen en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid puedan seguir en el parque. Esta preocupación se ha trasladado también a los bancos donde la gente se sienta, ya que temen que el ayuntamiento regule la cantidad de personas que pueden sentarse en ellos, y aquellos que no cumplan se vean multados o sacados del parque por no haber llegado a la cuota estipulada. Por su parte, el asfalto de la Castellana teme que a partir de ahora se vaya a restringir la circulación de coches feos a únicamente los martes por razones de estética para la ciudad, ya que no puede permitirse que durante los 7 días de la semana haya coches feos que puedan circular impunemente por una de las calles más importantes, algo que provocaría un daño irreparable en la libertad y sentido estético de los madrileños. A todo esto hay que sumar la preocupación de las bombillas de las farolas de la Gran Vía, ya que el ayuntamiento podría regular la intensidad de luz que emiten porque ahora les pueda parecer excesiva, por lo que tendrían que cambiarlas inmediatamente, no sea que dañen las retinas de los viandantes. Por su parte, las aguas del Manzanares, la hierba del Campo del Moro y las piedras del Puente de Segovia han decidido crear la asociación Stop Castings para reivindicar que se queden como están y no se les regule.

Todas estas medidas las adopta el ilustre, competente y de indudable criterio válido y justo, Ayuntamiento de Madrid, siempre para preservar la libertad, la seguridad, la igualdad, la fraternidad, el ahorro económico, la bondad, el nirvana, los chakras y los arcoiris de todos los madrileños y madrileñas y madrileñes.

Anuncios

Acerca de sietecuidades

Siete cronistas para siete ciudades. Los lunes Federico desde Buenos Aires, Pablo desde Madrid los martes, desde Taipei los miércoles Iker, en movimiento trashumante desde la Ciudad Autónoma de Mis Zapatos Juliat cada jueves, Sergio desde Nueva York los viernes, desde Beijing llega los sábados Guille, y los domingos Daniela desde Cochabamba.
Esta entrada fue publicada en Madrid y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s