Otra vez tú, pero cambiada

Pablo (Madrid)

No hay mejor día que un 5 de noviembre para escribir de nuevo sobre una ciudad con un Parlamento así y retomar esta página que todos dejamos descansar, y que ahora despertaremos con ciudades nuevas, vestidos largos y fuegos artificiales.

Cuando volví a ver a mi ex después de dejarla hace ya unos meses imaginaba que habría cambiado en pequeños detalles coyunturales y que en el fondo seguiría siendo la misma. Y en el fondo lo era, aunque bastante cambiada. No tuve ganas de volver con ella aunque me alegrara de verla, en nuestro encuentro, ya de primeras la encontré muy desmejorada aunque no se lo hice notar, pero ya no se cuida. Ya no tiene el brillo ni el lustre de otro tiempo, sus luces se van apagando y la dejadez que ha sufrido en este tiempo, incluso antes de que yo me fuera, ha hecho que ahora presente un aspecto muy descuidado. Sé que en este tiempo ha recibido varios golpes duros, que su conciencia no para de darle malos consejos y que está empezando a juntarse demasiado con malas influencias, por sus venas navega el vicio y cada vez le importan menos los que tiene a su alrededor y cuidaban de ella y menos son los que van a ver cómo está.

Y me dio mucha pena volver a verla así, encontrarnos para certificar que ahora no es lo que fue y que tardará mucho en recuperarse si es que alguna vez se recupera. Nuestro café fue ameno, hasta divertido y sirvió para recordarnos que este año nos veremos a menudo, con tranquilidad, aunque no creo que volvamos a estar juntos de verdad, como antes, porque en el fondo, y sin rencores, me alegro de haberla dejado, sea cual sea el futuro con ella, que incluso puede que, por un tiempo, y por el motivo de siempre, acabe en ella de nuevo. Ya veremos.

Anuncios

Acerca de sietecuidades

Siete cronistas para siete ciudades. Los lunes Federico desde Buenos Aires, Pablo desde Madrid los martes, desde Taipei los miércoles Iker, en movimiento trashumante desde la Ciudad Autónoma de Mis Zapatos Juliat cada jueves, Sergio desde Nueva York los viernes, desde Beijing llega los sábados Guille, y los domingos Daniela desde Cochabamba.
Esta entrada fue publicada en Madrid y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s