El principio del fin en el paraíso

Cempazúchitl (Victoria)

De regreso en Seychelles. No es que me esté quejando: el frío en DC en esta época del año es intolerable y, para ser totalmente honesto, ya me estoy cansando del ambiente de Washington. Mientras más tiempo pueda pasar fuera, mejor.

Unas semanas antes de mi llegada, hubo un huracán en Seychelles, el primero desde que se tienen registros históricos. El huracán dejó daños en casas, hoteles, infraestructuras, etcétera. Afortunadamente, no hubo muertos. Los seychellenses no estaban preparados para este acontecimiento (por definición, uno no está preparado para algo que nunca le había pasado en la historia. Esto aplica  tanto a países como individuos), pero su clase política sí supo sacar raja del acontecimiento. Esta página, dedicada al Fondo Nacional de Desastres, muestra que el donante principal al Fondo fue  el Presidente de la República. Muy heroico, él. Sardónicamente, las contrapartes dicen que esto muestra que el país ahora sí va a ser transparente en materia fiscal…

Salvo los republicanos estadounidenses radicales, todo mundo acepta el hecho de que el clima en el planeta está cambiando. No soy experto en temas climáticos y no me gusta hacer pronósticos (si pudiera ver el futuro jugaría a la lotería más seguido), pero si ahora va a empezar a haber huracanes en Seychelles, entonces sus habitantes tienen un tema más del que se deben preocupar: poco a poco, el gobierno de la isla (y sus habitantes) tendrán que empezar a cambiar la infraestructura del país, cosa que cuesta muchísimo dinero: las casas tendrán que ser adaptadas a un clima más hostil; los caminos tendrán que ser reconstruidos con un pavimento más resistente; la temporada turística tendrá, forzosamente, que cambiar (Seychelles recibe gente hasta en febrero, que es temporada baja; si ahora va a haber huracanes en febrero, entonces el empleo durante ese mes va a cambiar; si los huracanes tienen lugar de manera irregular, entonces los problemas son mayores…).

No me queda claro que las contrapartes tengan la conciencia de lo que eso significa. Me parece que creen que el huracán es uno de esos eventos que tiene lugar una vez cada 1000 años y ellos fueron la generación desafortunada a la que le tocó vivirlo. Ojalá tengan razón, pero lo dudo. De cualquier forma, Seychelles recibe asistencia técnica de Cuba en varios temas (Fidel y Raúl tirando el dinero a lo pendejo…); quizá la prevención y tratamiento de desastres será uno más.

Anuncios

Acerca de sietecuidades

Siete cronistas para siete ciudades. Los lunes Federico desde Buenos Aires, Pablo desde Madrid los martes, desde Taipei los miércoles Iker, en movimiento trashumante desde la Ciudad Autónoma de Mis Zapatos Juliat cada jueves, Sergio desde Nueva York los viernes, desde Beijing llega los sábados Guille, y los domingos Daniela desde Cochabamba.
Esta entrada fue publicada en Victoria, Washington y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s