De regreso a Sheffield

Elisa (Sheffield)

Regreso a Sheffield, no por haber estado ausente, sino porque al dejar de escribir sobre la ciudad, la dejé de habitar. De ninguna forma quiero implicar que sólo se vive sobre lo que se escribe, pero indudablemente la percepción cambia y en mí cambia tremendamente.  Durante mis treinta y tantos años he vivido por lo menos seis meses en siete ciudades.  Un número ni muy grande ni muy pequeño, pero suficiente para darme cuenta de mis actitudes hacia los espacios que habito.  Por lo general soy una habitante sumamente pasiva.  No exploro mucho y aunque me gusta salir de mi ciudad de origen y viajar,  una vez instalada en mi nuevo nido soy bastante sedentaria.  Soy una habitante tímida y algunas de las ciudades en que viví sólo fueron exploradas superficialmente.

Cuando empecé a escribir en Siete Ciudades, mi habitar cambió.  Al tener presente la intensión de la escritura la ciudad comenzó a desplegar un torrente de encantos ocultos.  Algunos ya se habían manifestado frente a necesidades básicas de alimentación, habitación y diversión.  Un poco de lectura sobre historia, la visita a museos e información básica que necesito para mi trabajo me dejaron detalles menos evidentes. Pero sólo al escribir sobre la Sheffield fue que mi miopía se corrigió, mis sentidos se sensibilizaron y habité por primera vez la ciudad. Al releer mis entradas, no encuentro mucha evidencia de lo que descubrí, sólo algunos manchones o bosquejos muy superficiales y tampoco hay nada sobre el proceso revelador. Ahora, regreso al blog con la intensión no sólo de escribir, sino de habitar nuevamente en Sheffield. Si una vez más fallo en el intento de plasmar mis descubrimientos creo que no importa, mientras que la escritura mantenga vivo mi habitar.

Anuncios

Acerca de sietecuidades

Siete cronistas para siete ciudades. Los lunes Federico desde Buenos Aires, Pablo desde Madrid los martes, desde Taipei los miércoles Iker, en movimiento trashumante desde la Ciudad Autónoma de Mis Zapatos Juliat cada jueves, Sergio desde Nueva York los viernes, desde Beijing llega los sábados Guille, y los domingos Daniela desde Cochabamba.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s