Decálogo sobre el cine romántico

Pablo (Madrid)

Ahí estaba Juan con su amiga Marta saliendo de los inmensos cines Capitol en plena Gran Vía, cuando en medio del colorido de los carteles, ella le dijo, comentando la película que acababan de ver. -Jo, no entiendo por qué nunca se encuentran tíos así, de verdad.
Ante este comentario Juan, que sin estar enamorado de ella había tenido que aguantar varias veces comentarios del estilo, replicó, educadamente pero con vehemencia, con los siguientes puntos.

-Nunca vas a encontrar un hombre ni vas a vivir situaciones como las de esta película o como las de la mayoría de películas románticas porque:

1. La película acaba en The end, la vida real no. En el cine se acaba la película y asumimos que el momento del final se va a prolongar en la vida de los personajes hasta el fin de los tiempos. En la vida el único The end que hay es la muerte, hasta entonces, no puedes esperar que todo siempre sea igual.

2. En el cine no se ve la convivencia, ni la rutina, no se repiten momentos innecesarios, se saltan el continuo espacio/tiempo vital que en la realidad no permite ser saltado, es decir, en el cine sólo nos ponen lo interesante. El resto lo omiten, pretender que eso suceda en la realidad es poco menos que una inconsciencia. En el medio de esos momentos interesantes vivirás constantes momentos en que te vas a aburrir mucho en la vida y nadie lo podrá evitar, y tampoco podrás culpar a nadie.

3. Partiendo del punto anterior, los besos en la realidad y lo que les rodea nunca serán como en una película. Cuando llega el beso en una película rara vez lo hace antes de los primeros 25 minutos, tiempo suficiente para que la catarsis producida por el hecho de ser testigo de una vida que no es la propia nos haga reaccionar de manera empática con sujetos simbólicos sin llegar a sentir lo mismo que ellos. O lo que es lo mismo, esa cosa que se te pone en el cuerpo cuando ves una película nunca será la misma que en la vida real porque, oh, sorpresa, las películas están hechas así para eso.

4. En una escena erótica, ya que raras veces se expone el sexo tal y como es, todo está calculado, tipo de música que suena, volumen de la misma, tipo de luz, tipo de plano, velocidad del mismo, duración de la escena y expresiones de los actores. Prueba a calcular todas las variables posibles en una cita y sí, te saldrá algo terriblemente aburrido.

5. Una escena erótica rara vez supera el minuto y medio o los dos minutos. En una cuenta sencilla entre la media de lo que dura el rodaje de una película, unos 2 meses, con lo que dura una película, 120 minutos, nos sale que cada día de rodaje se obtienen alrededor de lo que serán 2 minutos de película final. Es decir, para los 2 minutos de escena erótica se han pasado trabajando unas 50 personas durante 8-10 horas obteniendo la iluminación, los planos y las expresiones de los actores que convienen para crear la escena de manera perfecta, a lo que hay que añadir 2 días más de montaje de planos, retoque de sonido, adición de banda sonora y cambios en el tono y el color de la escena para que quede aún más perfecta. Sí, la ficción parece más bonita que la realidad, ¿por qué será?

6. Llegar al orgasmo a la vez es una casualidad tan improbable como la que ha hecho que vosotros dos os encontrarais.

7. Crees que has visto muchas películas románticas cuando en realidad sólo has visto la misma muchas veces. Hollywood, principal responsable de que se hagan películas de esta manera, alrededor de todo el mundo, realiza estudios de mercado para conocer qué tipo de películas debe hacer, cuántas de ese estilo debe hacer, cuándo y lo más importante, cómo. Que un beso aparezca alrededor de la media hora de película no es casualidad, que empiecen discutiendo o no cayéndose bien para luego acabar enamorados no es una casualidad, que alrededor de la hora y diez u hora y cuarto tengan una mega discusión y se separen, no es casualidad.

8. Que a un tío no le gusten este tipo de películas no quiere decir que sea insensible, lo que somos es más incrédulos. Deja de ir al cine Capitol y empieza a ir a los cines Verdi, ya verás qué diferencia.

9. ¿Qué los tíos no son lo sensibles, atentos, románticos, simpáticos y maravillosos como el de la peli? Tú no eres Scarlett Johansson y nadie se queja por ello. Además a ese tipo de tíos en la realidad la mayoría de veces ni les haces caso.

10. ¿Tanto te cuesta interiorizar que lo que tú quieres es la idea del amor que te presentan allí y no el amor que luego sientes? Culpas a la realidad por algo que no puedes tener. ¡Déjame en paz!

-Y por último, que te gustan estas películas, perfecto, que te encanta el ideal que aparece allí, maravilloso, no seré yo quien te diga nada, pero acepta de una vez que lo que sientes viendo una pantalla no se reproducirá en la vida real ni aunque te suceda lo mismo que se ve en la pantalla, porque sus dinámicas son completamente diferentes. Así que deja de quejarte de una vez y de suspirar por algo que nunca va a pasar y empieza a disfrutar de lo que realmente pasa, cojones.

Marta dejó de ir al cine con Juan.

Anuncios

Acerca de sietecuidades

Siete cronistas para siete ciudades. Los lunes Federico desde Buenos Aires, Pablo desde Madrid los martes, desde Taipei los miércoles Iker, en movimiento trashumante desde la Ciudad Autónoma de Mis Zapatos Juliat cada jueves, Sergio desde Nueva York los viernes, desde Beijing llega los sábados Guille, y los domingos Daniela desde Cochabamba.
Esta entrada fue publicada en Madrid. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Decálogo sobre el cine romántico

  1. Eva dijo:

    ¿Había necesidad de cargarse el poco romanticismo al que todavía anhelamos las chicas? 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s