Los únicos

Aletz (Puebla)

La ciudad de Puebla no logra entenderse sin Cholula. El lazo que las une es tan conflictivo como el de la sangre.

Los españoles al llegar a nuevas tierras aprovecharon las ciudades indígenas para construir las suyas, tiraban la piedra en forma de pirámide y construían en forma de cruz y dos torres. Lógica básica y simple. Sólo que los poblanos, desde un inicio, quisieron ser distintos, o mejor dicho los obligaron a serlo. Pero este afán de diferenciarse, obligado o no, los marcó de por vida, de manera que hasta el día son considerados, para decirlo en una palabra, unos mamones.

Cholula era el centro ceremonial prehispánico más importante de lo que ahora es México. A ella iban los aztecas en peregrinación como ahora se va a la Basílica de Guadalupe. La ciudad era sobre, todo, templos. Sobraban las piedras, sobraban los indios, los españoles tenían ya las picas en mano, listos para tumbar piedra, cuando al rey Carlos, alias el César, los paró en seco. Al César le habló el oráculo del modelo anglosajón. En lugar de encomiendas —un español a cargo de cientos de indios—, quiso tener pioneros españoles e indios libres. Sin vergüenza alguna, redactó un Acta de Puebla para poblar una nueva ciudad, a un paso, a diez kilómetros, a una hora en tlameme, de las riquezas de Cholula. Y ahí fueron a dar los españoles, atónitos.

Desde un cerro, formado por una pirámide extinta, los cholultecas miraron azorados a quienes, por primera vez en veinte años, los dejaron de chingar. Y desde otro cerro, formado de tierra y piedra, los españoles creyeron que se los habían chingado.

Claro que la situación todavía tenía arreglo. El César no iba a venir a inspeccionar sus órdenes, y aquellos que vinieron por él, se venderían fácilmente: dejarían de ser futuros mexicanos para no caer en la tentación. Ninguna casa poblana, ni templo, ni calle, se construyó finalmente como quería el César, sin ayuda indígena. Ningún europeo sembró una milpa, ni limpió un chiquero, ni usó las manos para otra cosa que no fuera aleccionar a los indios y rezar en las misas. Los cholultecas tuvieron por igual que tirar sus pirámides y construir, sin ayuda de los emprendedores pioneros españoles, una iglesia o una capilla.

Así pues, el Acta de Puebla sirvió, al final, para una sola chingada cosa. Sirvió como sello de origen europeo, el reverso de la mancha mongólica, como excusa para que toda persona nacida en esta ciudad, incluso cuatro siglos después de su formación, se presente con la frase: “Yo soy de aquí, pero mi abuelo es de Barcelona, País Vasco, Galicia, etc. etc.” El gen poblano actúa por reacción química, y el corrosivo contra el cual se defiende es Cholula, la indiada.

Sin embargo, después de cuatro siglos de fundación, los cholultecas aún miran desde el cerro de la pirámide, sobre la cual los obligaron a construir una iglesia, hacía el otro cerro, el de Puebla, donde también hay una iglesia. Y se preguntan: quién se chingó a quién. El día de hoy, la mayoría de la gente ama a los cholultecas por únicos —Cholula debe ser el lugar en el mundo con más nombres nahuas: Toxqui, Tepaneca, Cuautli, Coyopol— mientras que no hay mexicano que no haya escuchado las burlas y los escarnios a los poblanos por la misma razón.

Anuncios

Acerca de sietecuidades

Siete cronistas para siete ciudades. Los lunes Federico desde Buenos Aires, Pablo desde Madrid los martes, desde Taipei los miércoles Iker, en movimiento trashumante desde la Ciudad Autónoma de Mis Zapatos Juliat cada jueves, Sergio desde Nueva York los viernes, desde Beijing llega los sábados Guille, y los domingos Daniela desde Cochabamba.
Esta entrada fue publicada en Cholula, Montreal, Puebla. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Los únicos

  1. Anónimo dijo:

    Claro como que se llaman Cristofer Tepaneca, o Jenifer Coyopol y si mal escritos estos son tragicomicos o comediantes ustedes diganme.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s