Los nombres de las calles

Pablo (Madrid)

Decía Nicanor Parra que el poeta no cumple su palabra si no cambia los nombres de las cosas. Tras muchos paseos por Madrid empiezo a pensar que para que no tengan que romper su palabra mejor que los poetas no se pasen por aquí.

Desde que me topé con la calle Desengaño y lo que allí había he ido prestando más atención a los nombres de las calles de la ciudad, pensando que quizá aquella muestra de ironía macabra no fuera, como en un principio creí, un hecho aislado. Y por suerte, en esta ciudad, no lo es.

En algunos casos, siguiendo la línea de Desengaño, el aire de burla y sarcasmo está muy presente, especialmente cruel resulta en el Paseo de la Melancolía, que desemboca en el estadio de fútbol del otrora glorioso Atlético de Madrid,y en la Calle de la Fe y la Calle de la Esperanza se encuentren en uno de los barrios más pobres de la ciudad, donde la mayoría de sus habitantes son extranjeros.

Particularmente me gusta que dentro del Parque del Retiro se encuentre el Bosque de los Recuerdos, y que los árboles y caminos de dicho bosque formen deliberadamente una espiral, lo cual es arriesgado, muy simbólico y tremendamente creativo.

Me pregunto a menudo, y me siento tentado a mirar, qué persona, lugar o hecho acaecido en España pudo dar nombre a la Calle Wad-Ras y a la Calle Hartzenbusch.

La Calle de la Grandeza Española cada vez tiene menos habitantes y en la Calle Mira el Río Baja no hay ningún río. No creo que nadie sepa decir por qué de todos los animales que hay en el mundo uno de los pocos que tiene calle en la ciudad es el Pez Volador, que además está cerca del Pasaje del Can Mayor y del Pasaje del Can Menor, sin saber si esta diferencia responde al tamaño, a la edad o a la grandeza o incluso si aquí can no se refiere a un perro.

Y de las demás, sin saber clasificarlas o poder decir nada que merezca la pena ser dicho me quedo con la Calle de los Reyes Magos, la Calle de Emilia (así en general, no de ninguna Emilia en concreto).

Seguro que se me escapan muchos nombres interesantes, así que si alguien las conoce que lo comente, a ver qué se puede sacar de ellas. Y al resto de ciudades, si hay alguna calle con nombre o dato curioso, que la comente también, para futuros viajes.

Y por favor, que no les cambien el nombre.

Anuncios

Acerca de sietecuidades

Siete cronistas para siete ciudades. Los lunes Federico desde Buenos Aires, Pablo desde Madrid los martes, desde Taipei los miércoles Iker, en movimiento trashumante desde la Ciudad Autónoma de Mis Zapatos Juliat cada jueves, Sergio desde Nueva York los viernes, desde Beijing llega los sábados Guille, y los domingos Daniela desde Cochabamba.
Esta entrada fue publicada en Madrid y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Los nombres de las calles

  1. B dijo:

    Yo le tengo especial cariño a la calle de Válgame Dios. En Chueca, claro

    • isa dijo:

      Calle del Amor Hermoso… Me suena muy de La Mancha profunda.

      En Sevilla, una de las avenidas principales se llama Avenida de la Raza… ¿De cuál de ellas? Quizás hacía referencia a otra calle, también en Sevilla… La calle Pureza…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s