El Peak District y las relaciones sociales

Elisa (Sheffield)

Un sábado de verano, con sol, pocas nubes y calor es un día para ir a caminar al Peak District. Los Ingleses suelen disfrutar casi cualquier día del año en los Peaks, pero para una mexicana que no acaba de acostumbrarse a las lluvias y el frío un día asoleado se aprovecha al máximo. Así que Caspar, no vayas a tu entrenamiento, Jim llena los termos y yo busco mis botas.
Con mapa en mano y en un día tan glorioso decidimos ir a Kinder Scout, la planicie más alta de los Peaks con 636 altísimos metros de altitud y en donde se encuentra una cascada que en estos tiempos de sequía no se equipara en nada a sus momentos de gloria en temporada de lluvias. Así que tomamos el tren rumbo a Manchester y bajamos en el poblado de Edale desde donde subiremos a la “gran” cumbre.
Caminamos por el pueblito de Edale con sus granjas blancas, ventanas con cortinitas bordadas y macetas con geranios rojos y poco a poco salimos del pueblo para seguir la ruta a Kinder Scout. Después de pasar los campos con ovejas, el paisaje se vuelve violeta, las praderas están cubiertas de una plantita a la que le llaman Heather (Calluna vulgaris) y después todo es roca de río por la que subimos hasta llegar a la primera zona alta. Ahora, desde este punto empieza un fenómeno de lo más extraño para mí. Toda la gente que pasa a nuestro lado nos empieza a saludar y a sonreír. Personas que nunca me hubieran saludado en la calle en Sheffield me saludan en mi camino a Kinder Scout. He encontrado el lugar perfecto para hacer amigos en Sheffield, ¡salir a caminar a los Peaks! Pero no siempre me ha pasado esto. Así que tenemos que hacernos una serie de preguntas antes de salir a las montañas y pensar que haré amigos bajo el hechizo del violeta de la Calluna, las turberas de musgo, y los verdes helechos.

Primero ¿la amabilidad y apertura social tiene una correlación positiva con la altitud en que acontece el encuentro?
Segundo ¿la amabilidad y apertura social tiene una correlación negativa con la frecuencia de encuentros? Es decir ¿entre más encuentros menos amabilidad?
Tercero ¿la amabilidad y apertura social tienen una correlación positiva con la cantidad de irradiación solar?
Cuarto ¿la amabilidad y apertura social tienen una correlación negativa con la cantidad de precipitación?

Muchas de las respuestas a estas preguntas parecen obvias pero la personalidad de los ingleses es más críptica que obvia. Las variables climatológicas, no estoy segura de tomarlas en cuenta,  tendría que ir durante las lluvias y el frío y yo no sería ni amable ni abierta, más bien malhumorada y ermitaña.

Muchas otras preguntas surgen después de este paseo, pero el verano está por terminar.  Sin embargo todavía me pueden quedar algunos sábados soleados y sin lluvia para subir a los Peaks, sentarme en un punto alto y con poca afluencia e invitar a tomar un té a algún desconocido que probablemente, si mis predicciones son correctas, me dirá que sí.

Anuncios

Acerca de sietecuidades

Siete cronistas para siete ciudades. Los lunes Federico desde Buenos Aires, Pablo desde Madrid los martes, desde Taipei los miércoles Iker, en movimiento trashumante desde la Ciudad Autónoma de Mis Zapatos Juliat cada jueves, Sergio desde Nueva York los viernes, desde Beijing llega los sábados Guille, y los domingos Daniela desde Cochabamba.
Esta entrada fue publicada en Sheffield. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s