Historia de la pobreza

Guille (Paris)

Recién, íbamos por la plaza con un amigo, y me contó esta historia:
Un día un hombre muy pobre vendió su alma al diablo por un millón de dólares. Mejor dicho, diez millones. Un día este hombre-pobre, que ahora era afortunado encuentra a otro hombre-pobre y lo ayuda.
Tuvo mucha suerte, porque el hombre pobre al que había ayudado no era otro que Jesús, quien le concedió a cambio de su ayuda tres deseos. El hombre eligió:
– Que quien suba a ese árbol –señalando el nogal- no pueda bajarse por diez años.
– Que quien se siente en esta silla no pueda dejarla por diez años.
– Que quien se duerma en esa cama no pueda despertarse por diez años.

A Jesús le parecieron tres deseos muy heterodoxos, pero accedió sin problemas, y así se hizo. Je sus se preguntaba el motivo de estos tres tan extraños deseos. El diablo también, se preguntaba.
Cuando llegó la hora de que el hombre devolviera el alma, tres diablitos se presentaron en su casa a buscarla. El hombre les dijo que se las daría sin problema, pero que mientras él se preparaba podrían probar las magnificas nueces del nogal del patio. Los diablos treparon rápidamente a comer de las nueces y cuando quisieron bajar intervino el poder que le había concedido Jesús al hombre.
Pasaron diez años allí.
Pocos días después, volvieron los diablos a buscar su alma. El hombre los invitó a sentarse antes de irse con su bien. De nuevo intercedió el don: No podían pararse.
Otros diez años pasaron los diablos, sentados.

A los pocos días…los diablos, de nuevo. Esta vez el hombre los invitó a costarse a descansar un poco, antes de partir, con su alma…Y quedaron encerrados en un sueño impenetrable, otros diez años.
El diablo, cansado de este tricheur rompió el pacto y dijo que ya no quería su alma. Jesús, por su parte, viendo el uso que había hecho el hombre de sus tres deseos, no quiso recibirlo en el cielo.

Al fin, el hombre pobre, se transformó en la pobreza, y como no fue aceptada ni por dios ni por el diablo, se dedica ahora a errar por aquí y por allá alrededor del mundo.

Me puse a buscar en internet y hay otras versiones, por ejemplo uno de los deseos es que nadie pueda dejar de comer de cierta torta, y los diablos están comiendo por diez años. En otra versión, el hombre no se convierte en la pobreza, pero se equivoca y se sienta en su propia silla encantada, donde se queda, también diez años.
En otras versiones no aparece Jesús, que por otra parte es raro en el papel de Aladino. En otra versión, el hombre pide que nadie pueda dejar de leer de cierto libro sin su autorización. Cuando lo visitan los diablos, él les propone mirar un libro, mientras él se arregla, pero el libro es la biblia y los diablos lo leen durante diez años, hasta que “se vuelven buenos.”
En otra versión: Un día un hombre muy pobre vende su alma al diablo, a cambio le pide un cohete. Visita la luna, donde el diablo no existe, porque se trata del “diablo de la tierra” y puede vivir con su alma el resto de su vida, sin tener que restituirla.
En otra versión el hombre pide la luna a cambio de su alma, pero… “cuando el diablo se la entrega, por error le clava la bandera americana en el corazón y lo mata”.
En la última versión que leí, el hombre pide como tercer deseo que nadie pueda dejar de tomar de la taza de café, y los diablos se ponen negros e inventan el continente africano.

Anuncios

Acerca de sietecuidades

Siete cronistas para siete ciudades. Los lunes Federico desde Buenos Aires, Pablo desde Madrid los martes, desde Taipei los miércoles Iker, en movimiento trashumante desde la Ciudad Autónoma de Mis Zapatos Juliat cada jueves, Sergio desde Nueva York los viernes, desde Beijing llega los sábados Guille, y los domingos Daniela desde Cochabamba.
Esta entrada fue publicada en París. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s