Juegos Olímpicos

Pablo (Madrid)

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, decidió hace un tiempo que no se iría de la alcaldía hasta que Madrid fuera sede de unos Juegos Olímpicos, y dado el poder que le confiere su santa gana, va a emprender de nuevo la misma empresa que para 2012 todo el país apoyó, para 2016 también (nos creímos tan importantes como para poder acabar con eso de la rotación de continentes) y que ahora, a pesar de que objetivamente haya muchas más posibilidades que en años anteriores, muchos creen precipitada y un acto de tozudez política y de gasto para el contribuyente.

Gane la ciudad la elección o no, el proyecto ya está en marcha, ya se puede empezar a reclutar de nuevo a nuestro ejército de lobbystas para que intenten convencer/persuadir/sobornar/chantajear a los miembros del Comité Olímpico Internacional y así ganar. Cuando en 2013 se designe la ciudad ganadora habrán pasado 8 años desde la primera elección y, si llegaran a celebrarse los juegos, en 2020 habrán pasado 17 años desde el anuncio del primer proyecto hasta su consecución.

La línea que separa la perseverancia de la testarudez es mucho más fina que la que delimita cualquier campo deportivo, también para el alcalde. En este caso lo que está en juego, además del prestigio de la ciudad (aunque eso no le importe a nadie en el poder) es cargar con una inversión multimillonaria de dinero público por tercera vez consecutiva sin tener la seguridad de que no vuelva a resultar un despilfarro inútil. Cruzar esas líneas, las que casi no se ven, las que muchas veces están sometidas a juicios dispares, es tan peligroso como inconsciente y, como el cementerio, están llenas de buenas intenciones. Esto no es como escribir una ridícula canción de amor a una chica pensando en que se es un romántico y no cursi redomado, ni es la línea que separa una broma pesada de un golpe bajo, ni siquiera es la línea que separa una ciudad de la siguiente. Desconozco los intereses empresariales o institucionales que hay detrás, pero tengo la impresión de que los beneficios para la ciudadanía que podían generar los juegos en 2012 o 2016 no lo van a ser tanto en 2020.

Quizá para entonces España esté tan hundida que empecemos a creer que eso de los juegos (y de los Juegos) no fue tan buena idea, que al final hasta económicamente salió caro, que a lo mejor se podría haber invertido ese dinero en otra serie de medidas que hicieran prosperar a la ciudad dada la situación actual. Esta ha sido la primera ocasión en que ha habido varios grupos políticos, asociaciones y organizaciones de distinta índole que se han mostrado contrarias a que Madrid sea candidata. Se rompió la unanimidad y el consenso del 2012, se abre un nuevo foco de debate y conflicto, y Damocles ya estaría afilando su espada para el alcalde si no estuviéramos en un país donde la mayoría de la gente no vota, ficha.

Personalmente, me encantaría que España volviera a albergar unos Juegos Olímpicos, pero no al coste que va a implicar, y menos en la situación actual, y más aún cuando no se sabe siquiera si eso podría dar beneficios a la ciudadanía (en Londres ya empiezan a dudar del posible rédito económico). De momento sólo han anunciado oficialmente su candidatura junto a Madrid, Roma, Tokio y Estambul, aunque Lima, Budapest, Nueva Dehli y Taipei también es posible que acaben compitiendo. Sólo espero que salga quien salga, especialmente si eligen a Madrid, no tenga que arrepentirse de su organización, no ya sólo por la economía, el prestigio, o los problemas sociales, sino simplemente porque fracasar al organizar algo tan increíble como unos Juegos Olímpicos sería demasiado triste, y eso es lo que le faltaba a la ciudad, y al país.

Anuncios

Acerca de sietecuidades

Siete cronistas para siete ciudades. Los lunes Federico desde Buenos Aires, Pablo desde Madrid los martes, desde Taipei los miércoles Iker, en movimiento trashumante desde la Ciudad Autónoma de Mis Zapatos Juliat cada jueves, Sergio desde Nueva York los viernes, desde Beijing llega los sábados Guille, y los domingos Daniela desde Cochabamba.
Esta entrada fue publicada en Madrid y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s