La semana que tomamos Sol (1ª parte)

Pablo (Madrid)

El domingo 15 de mayo España se despertó a una semana de las elecciones autonómicas y municipales con 5 millones de parados (el 20% de la población activa y el 42% de la población joven), 300.000 pequeñas y medianas empresas cerradas en el último año, y viendo cómo el Estado de bienestar, la clase media y la Seguridad Social se esfuman poco a poco, cómo se reducen las ayudas a todo tipo de colectivos desfavorecidos sin que se graven con impuestos las transacciones financieras, cómo más de una centena de políticos imputados por corrupción pueden volver a presentarse a unas elecciones donde la ley electoral permite que el voto de una persona de Madrid o Barcelona valga más que el de alguien de Soria o La Coruña, sólo porque estas ciudades tienen más habitantes…

El domingo 15 de mayo un grupo denominado Democracia Real Ya había convocado manifestaciones en toda España en protesta por esta inaceptable situación y trató de movilizar a la gente a través de internet. En Madrid recorrió desde la Plaza de Cibeles hasta la Puerta del Sol. 15.000 personas acudieron, sobrepasando las expectativas de la organización. La cobertura mediática no fue ni muy amplia ni muy importante, la policía cargó al final de la misma tanto a gente que no estaba haciendo nada como al grupo de cafres que sólo acuden a estos actos para pegarse. Hasta aquí nada que no se haya visto en otros momentos, en otras manifestaciones.

La movilización no estaba convocada por ningún partido político o sindicato y reclamaba reformas a nivel general, sobre temas en los que la ideología pasaba a un segundo plano, era una manifestación contra el abuso, el sometimiento político y la injusticia flagrante. Sin embargo, lo que nadie se esperaba era que tras acabar la manifestación un grupo de 50 personas decidiera que la Puerta del Sol era un lugar idóneo para dormir y continuar la protesta. Este acto fue espontáneo y decidido sobre el terreno, pues Democracia Real Ya se desmarcó del hecho a través de un manifiesto donde decía que no lo habían planeado, aunque, y aquí radica la primera de las claves de lo sucedido esta semana, lo apoyaron. Usaron su influencia en la web y el éxito de la manifestación para propagar que un grupo de 50 personas había acampado en la plaza y que la policía los había desalojado injustamente en la noche del lunes. Como respuesta, convocaron una nueva concentración el martes a las 20:00 de la tarde, esta vez sólo en la plaza. Nadie sabía cuánta gente iba a acudir ni si la respuesta de los medios iba a ser mayor que en la manifestación. La plaza se llenó y se volvieron a escuchar los cánticos contra los dos principales partidos de España, contra los banqueros y contra el sistema en general. No hubo tantas personas como en la manifestación, la plaza no se abarrotó, pero era difícil circular por ella. Esa noche acamparon los 50 del primer día y 50 más, esa noche la policía no los desalojó. La noticia de la concentración y de la acampada se fue propagando rápidamente y empezó a ser portada en los medios nacionales.

Nadie esperaba aquello, nadie sabía cómo reaccionar, pues nunca se habían encontrado los políticos con algo así. Un movimiento ciudadano, sin partidos ni sindicatos que lo apoyaran, que se organizaba a través de las redes sociales, sin un líder o cabeza visible, sin horarios o tiempos definidos de propagación del mensaje, que promovía ir contra todos menos contra el sistema, pues una de las principales proclamaciones era que SÍ se votara, que queríamos democracia, pero de verdad, no como hasta ahora. En los primeros días no había una propuesta definida ni extensa. Sólo estábamos en contra de los gestores del sistema, de todos los partidos en el poder, y estábamos hartos.

Los medios, según a qué tendencia correspondieran, nos acusaban de terroristas, antisistema, buscaban manos invisibles que movieran los hilos en la sombra y cada uno interpretaba lo sucedido de una manera, la mayoría sin escuchar los verdaderos mensajes. NO a los políticos corruptos, NO a la abstención electoral, NO a los recortes a la clase media sin que la alta se viera afectada, NOS da igual la ideología, TODO el mundo es bienvenido.

Aquella noche los que acamparon y algunos manifestantes que no durmieron en la plaza pero se quedaron hasta bien entrada la noche se empezaron a reunir en pequeñas asambleas para organizar el asentamiento. La mañana del miércoles la plaza amaneció con un par de lonas que habían servido de refugio a los que acamparon, nadie que no hubiera estado allí imaginaba que ese sería el inicio de la creación de una comunidad autogestionada que ocupó (y aún ocupa) gran parte de la plaza.

El miércoles por la tarde fue declarada ilegal….

PD.: Este post, de manera excepcional, dadas las circunstancias y gracias a la comprensión de mis compañeros de semana, continuará mañana. Los posts de Elisa (Sheffield) y Aletz (Montreal) pasan al miércoles y jueves respectivamente.

Anuncios

Acerca de sietecuidades

Siete cronistas para siete ciudades. Los lunes Federico desde Buenos Aires, Pablo desde Madrid los martes, desde Taipei los miércoles Iker, en movimiento trashumante desde la Ciudad Autónoma de Mis Zapatos Juliat cada jueves, Sergio desde Nueva York los viernes, desde Beijing llega los sábados Guille, y los domingos Daniela desde Cochabamba.
Esta entrada fue publicada en Madrid y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a La semana que tomamos Sol (1ª parte)

  1. missdinamite dijo:

    Se me pone la piel de gallina sólo de pensar todo lo que ha pasado. Todavía hoy hay un puñado de personas en las plazas de toda España luchando por nuestro futuro, por la importancia de la vida por encima de los intereses políticos y económicos. #spanishrevolution

  2. Pingback: La semana que tomamos Sol (1ª parte) | Wiki colaborativa Pedia

  3. Pingback: De Sol a Moma | Siete Ciudades

  4. Pingback: Mi ex | Siete Ciudades

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s