¡Cuidado con el mundo!

Guille (Paris)

Sobre el metro de París, esta semana:

La verdad, la ciudad está llena de gente extranjera. Y no extranjera porque venga de Extranja, como decía un famoso payaso, ni porque venga de otros países. Extranjeros a nuestro ámbito personal. Nada que ver con nuestro universo intimo. Y sin embargo, nos miramos y nos tocamos. Por ejemplo, en el metro. Cuanta gente desconocida. Nunca tantas personas estuvieron tan cerca.
El problema de las grandes ciudades es el anonimato. Me encantaría tomarme un café con cada uno de ellos. Me gusta imaginármelos llegar a sus casas, sacarse el abrigo, la máscara de estar afuera, los zapatos. Me encanta mirar a la gente en el metro imaginándola en su intimidad. Viendo tele. Así, todos parecen amigos.
Por mi parte, he pasado la semana con dos distracciones: El descubrimiento de la serie de Dexter (a la que me he hecho adicto, pero ya dejé, creo) y la biografía de Boris Vian.

*
Hace unos días iba en el metro, solo en el vagón. Estaba muy concentrado en la lectura (la biografía de Boris Vian). Alguien entro de repente y yo di un salto. La mujer se me acercó y me dijo: “No te asustes. No me comería veinte años de cárcel por matarte a vos. Por matar a mi madre, si.”

*

Iba en el metro, muy concentrado en la lectura (la biografía de Boris Vian) al frente mío había una africana. Se sentó al lado de ella un rubio parecido a Lennon (al menos, tenia lentes redondos, era muy blanco y tenía el pelo liso largo) y enseguida sentí algo raro. El tipo la estaba mirando, mirando raramente. Obviamente quería “ligársela” como dicen los mexicanos. Ella parecía no darse cuenta, pero se daba cuenta. El dijo, para romper el hielo: “¿Sabes? Para mí, no todas las negras son iguales.” Ella sonrió. Como, como podía ocurrírsele una frase tan imbécil, me decía yo, entre dos frases del libro. Lo peor de todo era que estaba funcionando, ella sonreía. Siguió una serie de frases idiotas, increíbles, del tipo: “Ustedes tienen más habilidad para aprender lenguas, porque desde chiquitos son bilingües: hablan la lengua de la tribu y la lengua oficial del país.” Ese era el gran elogio. Imagínense a alguien que para elogiar a una mujer le grita “¡bilingüe!” Y lo peor de todo es que estaba funcionando, ella sonreía. Intenté prestarle más atención a la conversación. Qué no lo era, ya que sólo se trataba de los intentos del macho de la tribu y ella consintiendo con un silencio cómplice. No sé qué hacía yo ahí. Cuando me bajé, se había formado una pareja.

*

La gente que pide en el metro es totalmente misteriosa, por muchos motivos. Se hace falta un gran valor para enfrentar a toda esa gente y pedirle limosna a los gritos. Pienso que mas valentía de la que se necesita para encontrar un trabajo o dinero de otra forma. Es muy triste. Uno nunca sabe bien qué hacer.
Una vez vi a alguien que pasaba entre los pasajeros pidiendo algo distinto (o quizás no) dijo: “Soy un buen chico, soy un buen cocinero, hago deportes, estoy buscando a la mujer de mis sueños.” Y repartió papeles entre las mujeres donde estaba su propio teléfono. Si estaba buscando la mujer de sus sueños, ¿Por qué la buscaba en la realidad?

Anuncios

Acerca de sietecuidades

Siete cronistas para siete ciudades. Los lunes Federico desde Buenos Aires, Pablo desde Madrid los martes, desde Taipei los miércoles Iker, en movimiento trashumante desde la Ciudad Autónoma de Mis Zapatos Juliat cada jueves, Sergio desde Nueva York los viernes, desde Beijing llega los sábados Guille, y los domingos Daniela desde Cochabamba.
Esta entrada fue publicada en París, Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a ¡Cuidado con el mundo!

  1. Pablo dijo:

    Buenísimo Guille. Lo que da de sí ese metro es increíble.

  2. El metro de París es la esencia de París

  3. Hugo dijo:

    Muy escolar, nada que ver con los grandes textos de Cortázar sobre el metro. Este blog me aburre mares y a pesar de lo buena que sonaba la idea original dejaré de leerlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s