Fuego en mi oficina

Elisa (Sheffield)

La revolución que se vive en Egipto  la presencio a través de mi computadora, el periódico y mis compañeros de trabajo.  Dooa es una mujer de veintiantos años con cara de niña, está casada y tiene un hijo, ha venido becada a hacer su doctorado y desde que empezó la protesta hasta que Mubarak renunció estuvo dividida entre su trabajo, las noticias y el teléfono.  Ayer no vino a trabajar y tampoco vinieron Noha ni Gamal, una pareja del Cairo que también trabaja aquí y que al igual que Dooa tienen un niñito, los seis estuvieron celebrando.

Hoy la oficina, que siempre está callada, no deja de vibrar con la voz ronca de Gamal que pasa del árabe al inglés al árabe –hay mucho por hacer, estamos limpiando el país, todos estuvimos unidos y tengo esperanza de que sigamos así– Los tres platican de su regreso a casa cuando acaben su investigación y se inflaman de emoción, tanto que todos en la oficina nos contagiamos y de tanto calor y bríos se enciende la alarma contra incendios.

Salimos apresurados al punto de encuentro. El resto del personal del departamento no sabe qué pasó, parece que fue una falsa alarma, nada se está quemando, fue sólo el espíritu encendido de tres egipcios gozando de libertad.

Anuncios

Acerca de sietecuidades

Siete cronistas para siete ciudades. Los lunes Federico desde Buenos Aires, Pablo desde Madrid los martes, desde Taipei los miércoles Iker, en movimiento trashumante desde la Ciudad Autónoma de Mis Zapatos Juliat cada jueves, Sergio desde Nueva York los viernes, desde Beijing llega los sábados Guille, y los domingos Daniela desde Cochabamba.
Esta entrada fue publicada en Sheffield, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Fuego en mi oficina

  1. Aletz dijo:

    Como diría Benedetti: Gracias por el fuego!

  2. Deni dijo:

    Está genial Eli!! Si las alarmas contra incendios se encienden a causa de ciertas emociones dichosas, las alarmas contra robos quizá se enciendan a causa de la enajenación de éstas: en arrobo o en éxtasis.

  3. Mariana dijo:

    Qué lindo, Eli, la alarma también quería celebrar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s