Dossier literario

Aletz

Nelly Arcan se financió los estudios trabajando de puta. Su extrema belleza, acompañada de un cuerpo que sólo se alcanza con la ayuda del bisturí, le permitió estudiar hasta la Maestría. Este trabajo, para el cual usaba las mejores páginas de escorts de Montreal, le sirvió también de inspiración literaria.

La primera novela de Nelly lleva en su nombre la penitencia: Putain. Vendió a carretonadas y fue nominada a dos de los premios más importantes de lengua francesa: el Médicis y el Femina. Un buen símil para describir la narración sería el de un afluente. Si el lector se deja atrapar por él, saldrá del libro como un adorador de Arcan. Si no es el caso, a lo menos puede dejar el libro a la mitad sin la curiosidad mordiente de saber cómo termina la historia. Mi caso fue el segundo. Aunque leí bastante, impulsado sobre todo por las escenas eróticas y el odio sincero que el personaje siente por sus padres. Hay muchas cosas que no se le pueden perdonar a una novela narrada por un supuesto alienado social, una de ellas es inventarse odios. Quienes deseen seguir el ejemplo de Arcan, escriban en su computadora la frase de Óscar Wilde: “I hope you have not been leading a double life, pretending to be wicked and being really good all the time. That would be hypocrisy.” A Arcan no se le puede acusar de hipócrita.

Su segunda novela, Folle, no mejora en el nombre, pero mantiene la calidad de la portada. Si en una primera entrega se nos mostraba unas bragas de encaje, ahora tenemos a la mujer de cuerpo entero vestida con un corpiño ajustado. En Folle la narradora es la misma que en Putain, pero se trata ahora de una Nelly enamorada. La novela está escrita en formato de carta extensísima dirigida a su antiguo amante, un francés pedante y frustrado: ¿where have I heard that before? En añoranza de su ex, la narradora dialoga con el producto de su aborto; se vuelve adicta al porno del internet, proyectándose en aquellas mujeres que podrían gustarle a su ex; e intenta suicidarse en dos ocasiones. La conclusión de la novela es sumamente cliché: en las relaciones sexuales siempre hay un perdedor y un ganador. Pero viniendo de una prostituta adquiere cierta originalidad, ya que la única relación donde no hubo dinero de por medio se sitúa en la casilla de los perdedores, mientras que todas las relaciones de doscientos dólares para arriba son una lista de palomitas.

A Balzac, que imaginaba a sus personajes en base a su salario anual, le hubiera gustado que la literatura romántica volviera a sacar la billetera. A nosotros en latinoamericana nunca nos ha gustado hablar del dinero, preferimos colgar los dólares al manto de la Virgencita y que ella se manche las manos, al cabo se las limpia su hijo. Esta misma mentalidad planeaba sobre la literatura quebequense (y muy probablemente sobre la francesa). De ahí que Nelly Arcan represente un giro novedoso, interesante y hasta saludable al gremio. De la estudiante que taloneaba para pagarse sus estudios, a la escritora nominada a los premios más importantes de lengua francesa, nos quedan dos buenas novelas: Putain y Folle; una chequera en blanco para las nuevas generaciones de escritores; y uno de los mitos pop más grandes de Montreal: el cuerpo esculpido en bisturí de una joven escritora balanceándose sobre el vacío. Nelly Arcan se suicidó a los treinta y cuatro años de edad.

Video con entrevista a la autora

Anuncios

Acerca de sietecuidades

Siete cronistas para siete ciudades. Los lunes Federico desde Buenos Aires, Pablo desde Madrid los martes, desde Taipei los miércoles Iker, en movimiento trashumante desde la Ciudad Autónoma de Mis Zapatos Juliat cada jueves, Sergio desde Nueva York los viernes, desde Beijing llega los sábados Guille, y los domingos Daniela desde Cochabamba.
Esta entrada fue publicada en Montreal. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Dossier literario

  1. Pingback: Nelly Arcan en imágenes | Siete Ciudades

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s