Yupanqui en París


El Arriero. Atahualpa Yupanqui/ “Nenette” Fitzpatrick- interpretación Divididos

                                                                                                                                               Guille

Parece que cuando Atahualpa Yupanqui conoció Buenos Aires, en 1923, no le gustó nada. La llamó “la ciudad gringa”  despectivamente y hasta compuso algunos versos contando su mala experiencia en la capital.

No le pasó lo mismo llegó a París, . La ciudad le gustó tanto que la eligió para establecer su domicilio. Cuando le preguntaron en el programa español “A fondo” por qué había elegido París respondió: “En París todo me queda cerca, hasta la soledad”. Alguna vez había respondido a la misma pregunta diciendo: “Es el centro geográfico de varias actividades que me conciernen.”

En el 68 Atahualpa se instaló en París definitivamente, pocas semanas antes de las revueltas estudiantiles de mayo. Y debió haberlas visto de cerca, porque su primera residencia fue el hotel Sélect, cerca de la Sorbona.

En esos años París albergaba a un buen grupo de argentinos artistas, por nombrar sólo algunos, Cortázar, los Cedrón, Silva, Seguí. Por otra parte había otro grupo, más relacionado al teatro y con algunos años menos, Copi, Lavelli, Arias, Escari.

A finales del 70 alquiló un departamento en el barrio catorce, cerca del metro Plaisance y allí se quedó hasta su muerte, en 1992.

En esos años finales de la década del 60, Yupanqui había venido a Europa para unas grabaciones en Madrid y el viaje se prolongó por diversas propuestas artísticas en España, de donde pasó a Paris. En la casa de su amigo Paul Eluard conoció a Edith Piaf que lo presentó al público francés: Organizó un concierto en el Athénée donde tocaron los dos.  Para publicitar el espectáculo con unos afiches por todo París en el que decía “Edith Piaf chantera pour vous et pour Yupanqui”. Todo el mundo preguntaba ¿Quién es Yupanqui?   

Ya en el recital, después de cantar su set, ella dijo “voilà Yupanqui” y apareció de la mano con  el cantautor.

Esa fue la gran presentación de Yupanqui al público francés, a partir de allí le llegaron ofertas para tocar en toda Francia y quizás sin ese recital, aunque Paris hubiera sido el centro geográfico, Yupanqui no se hubiera quedado.

En la entrevista citada anteriormente Yupanqui dice: “Yo no tengo nostalgia de mi país. Todas las tardes, cuando me hace un ruidito dentro mío la tierra, tomo la guitarra y está el paisaje conmigo. (…) Toco una samba, una vidala y traigo mi tierra. Y así, lleno de Pampa, salgo a caminar. Pero es un argentino el que se pasea por Paris”

Anuncios

Acerca de sietecuidades

Siete cronistas para siete ciudades. Los lunes Federico desde Buenos Aires, Pablo desde Madrid los martes, desde Taipei los miércoles Iker, en movimiento trashumante desde la Ciudad Autónoma de Mis Zapatos Juliat cada jueves, Sergio desde Nueva York los viernes, desde Beijing llega los sábados Guille, y los domingos Daniela desde Cochabamba.
Esta entrada fue publicada en París, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s