Aladino

                                                                                                                                                                                         Laura Maresi

El mejor taxista del Cairo se llama Aladino. Es tan bueno que hasta se ha hecho popular en internet gracias a un foro de turistas.

Aladino es alto, gordito, moreno, con grandes ojos verdes y una fina capa de barba grisácea. Es amable y siempre esta sonriendo. Pero estas características no lo destacan entre los demás taxistas del Cairo, que son muy acogedores. Ni siquiera se distingue por eso del resto de los nativos del Cairo, que comparten las mismas características.

Aladino, en su viejo Mercedes 200D (modelo de los años 60 muy popular entre los taxis de la ciudad) es un huésped de maravilla. De hecho, si alguien quiere simplemente desplazarse de una dirección a otra, entonces mejor no tomar el taxi de Aladino. Él es un taxista para turistas, conoce cada rincón de la ciudad, y además tiene reservada siempre una visita muy especial: La casa de su madre. O su propia casa. A veces es algo turístico. Otras veces es simplemente porque es la hora del almuerzo y ¿Dónde se come mejor que en casa? Claro que si tiene un pasajero lo invita y claro que quedara encantado.  

Algunas opiniones del foro de internet sobre Aladino:

Alejandro D:

“Del 15 al 22 de febrero del 2008 estuve en Egipto con 4 días en el Cairo. Allí contacté a Aladino, un fuera de serie. Me habían hablado de él y ya me lo habían aconsejado, pero no me esperaba que fuera tan atento. Nosotros éramos 5 en el taxi, sin problemas.

 Se preocupa por los pasajeros en todos los aspectos si necesitas algo pídeselo a el sin problemas.

Además por el Cairo con el coche es para vivirlo.

El dia que vuelva a ir que seguro que volveré trataré de contactar otra vez con el.

No hace falta que te preocupes donde ir él te lo planificará y seguro que no estarás descontento, con el no hace falta preocuparse de nada , de ahí su nombre (ALADINO) , como el genio de la lámpara pideselo. “

Carlos Sa:

“En El Cairo al margen de las visitas que llevábamos, contratamos el servicio de un taxista llamado ALADINO. Simplemente impresionante la experiencia vivida con éste amigo y su hijo Hamed (el Fernando Alonso de El Cairo). Los tres días que estuvimos con ellos movimos 3 vehículos (los típicos vehículos de allí, osea algo en principio que te “acojona”). Esa experiencia automovilística (el que ha estado allí sabe lo que es eso) más la calidad humana de ALADINO y su hijo dejan huella. Gente excepcional, han hecho todo lo posible para que estuviéramos a gusto y esforzándose al máximo, incluso más allá de su propio trabajo. Hemos visitado zonas de la ciudad que de otra manera no se ven y que pueden dar un poco de reparo al principio, pero con este personaje vas seguro al cien x cien. Si vais a El Cairo en la zona de la Esfinge, preguntar por ALADINO, no os arrepentiréis Confiar en él sin duda.”

Por supuesto, Aladino no sabe nada de este Foro ni creo que sospeche de su fama entre los turistas. Es hincha del  equipo  local Al-Ahly, que no tiene mucha suerte. Su mama prepara el mejor Mashi de todo Egipto.

Anuncios

Acerca de sietecuidades

Siete cronistas para siete ciudades. Los lunes Federico desde Buenos Aires, Pablo desde Madrid los martes, desde Taipei los miércoles Iker, en movimiento trashumante desde la Ciudad Autónoma de Mis Zapatos Juliat cada jueves, Sergio desde Nueva York los viernes, desde Beijing llega los sábados Guille, y los domingos Daniela desde Cochabamba.
Esta entrada fue publicada en El Cairo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s