Tío

Taxi de madrugada en el DF. El taxista toma una ruta que no conozco, no es una gran desviación, apenas unas cuadras, las suficientes para que pasemos por calles oscuras, entre bodegas, restos de basura, callejones. Volteo a ver a mi hombre, él viene tranquilo. Yo no. No hay un alma en la calle, para mi tranquilidad. Al fin salimos a la ruta ya conocida y siento un alivio. Le platico a mi hombre acerca de tres amigos (imaginarios) policías que tengo. Apenas un par de frases, para no verme sobreactuada. En este país que está en guerra, todos somos sobrinos de Federales o de narcos, en la realidad o en el imaginario colectivo. Así lo decimos: “Mi tío es Federal”, aunque en realidad nuestros tíos sean contadores, zapateros o tenderos. En este país que está en guerra nuestra vida pende de un hilo a cada momento, y sabemos que somos tan frágiles como una hoja pendiendo de su rama en otoño. No nos queda más que espera que hoy no nos toque, soñar con que estamos protegidos, imaginar que alguien nos cuida.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Archivo, Ciudad de México. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Tío

  1. Aletz dijo:

    Checa este sitio Orfa, está muy bueno. No hay que rendirse!

    http://nuestraaparenterendicion.blogspot.com/

  2. JP dijo:

    Muy buen texto, muy real, la cruda verdad que México como país esta viviendo hoy en día. Saludos.

  3. joycy dijo:

    Hola muy buen blog y el texto muy intenso y real! Espero pongas otro! Te leeo. Saludos. Bye

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s